El alto consejero presidencial para el posconflicto de Colombia, Rafael Pardo, advirtió que el proyecto de ley de tierras que prepara el Gobierno para presentarlo ante el Congreso estipula que quienes deforesten bosques no recibirán títulos de propiedad.

“Una cosa es que un campesino tumbe unos metros para sembrar unos plátanos para su subsistencia, y otra muy distinta es que haya deforestadores industriales que saquen de nuestras selvas toneladas de madera”, señaló el funcionario, según un comunicado difundido este domingo por la Presidencia.

Pardo, quien este sábado se reunió con más de 600 campesinos del caserío Las Colinas, en la ciudad de San José del Guaviare, advirtió sobre quienes “de manera ilegal, se han aprovechado de la paz, para sacar madera de la riqueza natural del país y así apropiarse de tierras, creyendo que se les va a titular”.

“La tierra es para los campesinos y entra al fondo de tierras, y no para quienes acumulan tierra deforestando”, añadió Pardo, quien, según el comunicado, pidió a las autoridades que redoblen esfuerzos para evitar la deforestación.

El Gobierno se encuentra elaborando un proyecto de ley de tierras, para el cual ha llevado a cabo, durante semanas, consultas en varios sitios del país en las que han participado campesinos, pequeños finqueros, indígenas, afrodescendientes y otros grupos de personas que han expresado sus ideas acerca de lo que debe ser la iniciativa.

El pasado 3 de mayo, el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Aurelio Iragorri,aseguró que el proyecto de ley de tierras, que está en construcción, garantiza que no violará la propiedad privada ni habrá expropiación de predios.

“El proyecto de ley de tierras no es para expropiar la propiedad privada, es para facilitar su acceso, formalizarlas y volverlas productivas”, aseguró entonces Iragorri en una rueda de prensa.